Entrevista: Carolina Echenique de Tika Chips

Tika es el primer snack chileno elaborado en su totalidad con productos vegetales y nativos de nuestro país. Sin colorantes, ingredientes artificiales, ni gluten; este producto que ha llegado hace un tiempo y lo ha hecho para quedarse.

Detrás de esta marca hay una mujer, ella es Carolina Echenique Pellegrini, ingeniera agrónoma de la Universidad Católica, quien luego de una gran crisis supo sobreponerse, reinventarse y darle un nuevo giro a lo que de snacks se trata.

Como bien sabemos, el emprender no es una tarea fácil de llevar, sumado a esto Carolina es mamá y exporta a más de 15 países. ¿Cómo lo hizo? ¿Cómo se logró posicionar? A continuación

¿Cómo fue el  proceso de emprender? ¿Cuáles fueron tus primeros acercamientos al mundo del emprendimiento?

Para mi emprender fue una respuesta innata, partió incubándose de a poco. (…) Me di cuenta que era súper entretenida esta cuestión de tener la libertad, de poder hacer lo que tú querías, conjugar las cosas en que tú sientes que puedes aportar más. Al mismo tiempo, conectarme (…).

Ahí comencé y después, ya de frentón, fue cuando tuve este sueño. Fue un día en que me acosté muy enojada con Dios, porque soy católica y ese día había tenido una pérdida familiar bien grande. Esa noche tuve un sueño en el que caían papas de colores y no sé por qué amanecí con toda la intuición a flor de piel de que tenía que hacer esto. (…)

¿Podrías decir que el emprendimiento tiene mucho que ver con el tema de la intuición?

Totalmente, es conectarte con algo que está ahí y que de repente nos cuesta verlo o darle tiempo y espacio; entonces, de cierta forma, a través de este sueño, no sé por qué amanecí tan empecinada en hacer esto y me puse a trabajar en un proyecto en el que  empezó a evolucionar todo rápidamente. Me di cuenta que muchas cosas que habían pasado antes en mi vida o que había hecho o, incluso las mismas carreras que había estudiado, me aportaban en este concepto que nació tan como de la nada. De repente todo tuvo relación, sentido y un propósito súper concreto.

En el marco del emprendimiento femenino ¿Cuál crees tú que ha sido el mayor logro de Tika?

Como emprendimiento femenino, yo te diría que fue como una revolución, porque hoy día es más lógico hablar de emprendimiento.. Hay un montón, no solo de emprendimientos, sino que ya está ultra manoseado el concepto. (…) En ese sentido, yo creo que Tika fue como una luz que abrió un camino porque en el fondo; fue el primer emprendimiento, súper visible, de un producto bastante masivo que formó un nicho nuevo en la góndola de snacks de los supermercados. Entonces, ayuda mucho a levantar la imagen de una mujer que de la nada surgía con un producto súper atractivo que no era ninguna experta en ningún área, digamos. (…)

En ese mismo marco ¿Cómo logras organizar tu tiempo como mujer y emprendedora?

Creo que son procesos, etapas. Si hablas de un estado más inicial de un emprendimiento cuesta mucho, duermes poco; es bien sacrificado en muchos sentidos, es súper complejo, pero a medida que uno va armando un equipo, uno va como formando una estructura que te permite salir jugando más fácil, sin embargo, para llegar a esa estructura, cuesta y es difícil en muchos sentidos. (…)

¿Cómo crees que las mujeres manejamos la autoconfianza?

Nosotras, como mujeres, somos  las peores aportilladoras de las luces que se nos ocurren. De repente creemos que es súper obvio lo que estamos pensando y no es tan obvio; no es tan fácil tampoco. Creemos que porque a nosotras nos brota o porque nos sale intuitivamente, creemos que es súper evidente, pero al final no es nada de evidente y te das cuenta que estás marcando un precedente en la historia; que estás construyendo una cuestión única porque hay alguien que te está dando el espacio para que tú confíes en ti. (…)

¡Revisa la entrevista completa en nuestra revista!

Dilia Álvarez

Mamá de Salvador, amante de las letras, la cultura, la comida y los viajes.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.