Tamara Luque y su experiencia luego de estudiar “Frontend developer JS” en Laboratoria

Por si aún no sabes de Laboratoria, te contamos que es un programa que potencia el talento de mujeres interesadas en tecnología, a través de una metodología que les permite aprender código y luego, incluso, las ayudan a encontrar un trabajo.

El programa tiene una duración de 6 meses, esto es denominado el “Bootcamp”, que es presencial, luego de eso cuentan con un programa optativo de 18 meses, llamado “Educación continua”  en el que puedes asistir a eventos, cursos, meetups y más.

 

Quisimos conocer más de esta iniciativa pero desde otro punto de vista, desde alguien que ya lo vivió. Para ésto, conversamos con Tamara Luque, quien estudió Fronted developer JS, y nos cuenta de su experiencia.

 

¿Cómo llegaste a Laboratoria?

Llegué a Laboratoria gracias a una publicación en facebook que hizo “Jóvenes Programadores” que es una iniciativa de Biblioredes que enseña a programar. Ellos publicaron que estaban abiertas las postulaciones a Laboratoria y, ya que yo estaba con problemas de vocación en la universidad, me decidí a intentar ya que sólo dura 6 meses y, por lo tanto, si fallaba podría intentar otra cosa rápido.

 

¿Antes de comenzar el curso sabías algo de programación?

Si, gracias a “Jóvenes Programadores” empecé a aprender de forma más estructurada, sin embargo en la adolescencia tuve un blog de temas de terror y cuando quise editar las plantillas básicas gratuitas empecé a aprender indirectamente sobre diseño web. Incluso antes, en la niñez, intenté con un libro de programación en Visual Basic, sólo que ahí me fue mal y lo dejé de lado.

¿Fue muy difícil aprender, cómo fue tu experiencia y cómo era el ambiente con las otras chicas?

Al principio no fue difícil, ya que muchas cosas las sabía, pero luego sentí que no aprendía tan rápido como debería, pues en general creo que debo hacer todo perfecto. Gracias a los talleres de habilidades blandas que dan en Laboratoria pude superar mi necesidad de perfección, por lo que estando más tranquila, no me costó aprender.

En general, mi experiencia fue muy buena. Para mi, la forma de enseñanza de Laboratoria es ideal ya que todo es rápido y dinámico. Tenemos que aprender a adaptarnos, por tanto, es un gran desafío que en poco tiempo permite aprender mucho.

 

Con las demás chicas el ambiente fue muy bueno, entonces, aprendimos todas a trabajar en equipo y compartir conocimiento.

 

¿Cómo fue la búsqueda de trabajo post el curso?

En mi generación, las estudiantes teníamos una práctica profesional que iniciaba 1 ó 2 meses antes de terminar el curso. Entonces yo partí trabajando con una empresa y luego, cuando saqué mi diploma, seguí trabajando con ellos. El proceso para entrar a la práctica fue de una entrevista a 3 postulantes (todas estudiantes de Laboratoria), donde nos preguntaron sobre nuestros interés y motivaciones, para luego tener una pequeña prueba donde debíamos ordenar un programa desordenado basado en un trabajo que las estudiantes habíamos hecho pocos días atrás, con lo que podíamos demostrar que entendíamos lo que habíamos hecho. Luego de un tiempo de espera, me seleccionaron y estuve con ellos en práctica profesional 2 meses y trabajando a tiempo completo 1 año y 3 meses.

 

¿Cómo cambió tu vida luego de aprender a programar?

Programar fue para mí la ruta de escape mientras intentaba encontrar mi vocación en la universidad. Luego, gracias a Laboratoria y su programa intensivo,  pude darme cuenta de que sí puedo dedicar mi vida a lo que me gusta y aprenderlo a mi manera, es decir, sin pasar horas en un aula aburrida sino que aprendiendo lo que necesito cuando lo necesito, como autodidacta. Darme cuenta de que no tenía por qué hacer las cosas como todos los demás fue un gran alivio y es la razón por la que sigo motivada día a día, buscando aprender siempre algo nuevo, ya sea online o de forma presencial, con talleres, cursos, conferencias o cualquier cosa que me permita seguir conociendo sobre lo que me gusta.

 

¿Recomendarías esto a otras chicas?

Por supuesto. Estudiar en Laboratoria es una experiencia increíble. Implica estrés, por supuesto, ya que se debe aprender mucho en poco tiempo, pero el esfuerzo y el cansancio valen la pena. Y, ya sea que estudien informática de forma autodidacta, con Laboratoria o con alguna institución tradicional, lo que sí deben saber es que la tecnología cambia muy rápido por lo que, si quieren hacer las cosas bien, nunca dejarán de estudiar.

Woman Go

Somos el sitio de emprendimiento femenino más visitado de Lationamérica.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.