La valentía desde el miedo

Las veces en las que me cuesta decir ciertas cosas que prefiero escribirlas. 

¿Qué quieres qué le haga? soy periodista y redactora digital. De pequeña practicaba con el control remoto de la televisión y escribía pequeños noticieros.

He de reconocer abiertamente que adulta, WhatsApp me ha dado la oportunidad de escribir más de lo que la red aguanta. Pero últimamente me pasaba algo bien curioso… 

Cada vez que me ponía a escribir era tanto lo que tenía en la cabeza, que terminaba igual de confundida hasta que pude entenderlo con claridad. 

Así que mejor suelto la sopa de sopetón y sin dolor lo digo:

¡Tengo Miedo!

Bueno, es que siendo honesta y para hacerte el cuento corto, esto de salir de tu país y cambiar en un solo día y de plumazo, tu casa, ciudad, amigos, negocio, clientes, sistema y hasta la mismísima vecina, no es fácil. Petrifica “harto” como lo dicen ustedes mis queridas chilenas.

En el fondo, algo dentro de mí, llámenlo brújula, norte, fuerza interior, últimamente me había flaqueado bastante. 

A veces echo de menos a aquella chiquita de un pequeño pueblo en Venezuela que imaginaba ser periodista, que soñaba más de la cuenta, y llenaba cuadernos enteros de ideas locas. 

¿Verdad que era más fácil hacerlo cuando teníamos 12 años? Tiene más valentía y menos sentido común. Obvio no medíamos las consecuencias de los actos; pero a veces es sabroso así. 

Como de aquella mujer queda muy poco y me he vuelto más sabia (no tanto, no te creas) Es mejor en estos casos, decirlo en voz alta y compartirlo con otras mujeres. 

Me he criado entre mujeres y he creado un negocio para nosotras. Siempre lo he dicho, ¡inspiran! 

Tenemos una fuerza especial para llevar a cabo grandes cosas.

Pienso en mi madre, quien se mudó sola de su región a los 17 años y llegó a ocupar los más altos puestos en su carrera como docente en un colegio de la industria petrolera. La recuerdo tan constante. 

Con tres hijos y a los cincuenta años, le dio por especializarse sacando otra licenciatura con éxito. 

Pienso en mi hermana y mis amigas cada una en lo suyo, brillando y emprendiendo con pasión en lo que les gusta hacer. 

Basta con salir a la calle a tempranas horas de la mañana y ves mujeres haciendo mil cosas. Dejando a los niños en el colegio, encargadas de su familia, atendiendo llamadas al móvil, enfrentándose a un mundo cada vez más desafiante y caminando lo más rápido que pueden a ritmo de sus tacones. 

Son mujeres reales, de a pie. Con una fuerza interior increíble y mucha garra. 

Las mujeres están cambiando la industria.

Volver a comenzar un negocio o una vida en otro país es simplemente aterrador querida. Así lo siento y lo quería compartir contigo porque tal vez, estas en la misma posición que yo. 

Con miedo a salir embarazada, a dejar ese trabajo que te castra, hacer tu primer Instagram live, a decirle a ese novio que tienes que ya estás aburrida de su presencia y hasta de comerte ese pedazo de torta de chocolate porque después te toca montarte de nuevo a la báscula. 

Se vale tener miedo y que muchas decisiones que tomes te den miedo. Lo que no se vale es quedarse congelada viendo como transcurre tu vida y las oportunidades pasar pensando en el típico refrán ese de “es mejor malo conocido”.

¿De dónde sacas tu fuerza interior? ¿Qué te anima a continuar? 

En lo personal tomo fuerzas cuando converso con Dios y lo digo en voz alta confiando en que, del otro lado de la pantalla estará otra mujer diciéndome: “No pasa nada Meli, todo estará bien. Ya caminé por allí. Busca papel y lápiz para que apuntes todos los tips”. 

Sal a la calle, con sombrero o sin él, y disfruta de las flores, del olor a hierba, del sol y los paseos largos. Llora hasta que se te sequen los párpados, píntate los labios de rojo así sean los lunes, abre bien los ojos, encuentra el amor del día a día. Y en primavera, vuélvete a enamorar… ¡Con o sin miedo!

 

Melina Garrido

Copywriter

@soymelinagarrido

 

Venezolana radicada en Valparaíso. Adicta al pie de limón y juntarse con mujeres valientes que lo quieren todo.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

error: Content is protected !!