Por qué debemos poner fin a la jornada laboral de 8 horas

La jornada laboral de 8 horas, fue la lucha del movimiento obrero en la revolución industrial, que tenía como lema ocho horas de trabajo, ocho horas para vivir, ocho horas de descanso, antes de eso el promedio era de 15 horas diarias.

La fuerza obrera creo una gran crisis que permitió generar un cambio radical, luego de siglos seguimos manteniendo leyes laborales que comenzaron hace tantos años ¿no será tiempo de adaptarnos a la sociedad actual y crear un nuevo cambio. Hay muchas razones porque no deberíamos seguir trabajando 8 horas diarias, acá te dejamos algunas:

Tecnología

Los empleos que existían hace dos siglos, eran sin duda muy distintos a los que hay actualmente. Ahora gracias a los avances tecnológicos contamos con herramientas que nos permiten simplificar tareas y comunicarnos de una manera más directa. Las nuevas profesiones y oficios que están naciendo tienen una gran diferencia con el trabajo en fábricas, que era uno de los sustentos más fuertes en los años de la revolución industrial, actualmente ni siquiera tienes la necesidad de ir a un lugar físico, lo único que necesitas es tu computador!

Productividad

En Latinoamérica tenemos una de las jornadas laborales más extensas del mundo, y los resultados siguen siendo bajos, la productividad no aumenta. Como las jornadas laborales estaban adaptadas a otros tipos de trabajos, seguimos intentamos encajar un sistema antiguo a personas con visión totalmente distinta, estar 8 horas frente a un computador nos bloquea mentalmente, no nos ayuda a aumentar la creatividad, incluso muchas empresas obligan a sus trabajadores a mantener un horario pese a haber terminado nuestras tareas del día, es algo que ya vemos como normal, pero abramos los ojos, no lo es!

Felicidad

¿Realmente vinimos al mundo para pasar un tercio de nuestra vida dentro de una oficina?
El objetivo del ser humano desde todos los tiempos ha sido el mismo “Ser feliz”, pero rara vez nos damos el tiempo para preguntarnos que nos hace felices, estamos sistematizados, con alquileres, créditos, que nos atrapan. Cada vez los años se pasan más rápido, cada vez vemos menos a nuestros amigos y familia, hoy es tiempo de preguntar qué te hace feliz y hacer algo por ello.


Gastaremos menos en doctores

La principal razón por la que nos enfermamos es porque no estamos felices, y como pasamos gran cantidad de tiempo en el lugar de trabajo, lo que ocurra en nuestro entorno laboral es clave, ya que pasarlo mal nos lleva a que bajamos las defensas y estamos propensos a enfermedades. El estrés es pan de cada día, problemas con el jefe, la presión de metas o un mal ambiente hacen de esto aún más difícil, en que además nuestros amigos o familiares nos dicen, “con la situación que hay ahora, deberías agradecer que tienes trabajo” sin importar que tan malo sea, hay muchas cosas más allá del dinero, que sin duda lo necesitamos, está en nosotros buscar el cambio que queremos ver en nuestras vidas.

Comenzar a trabajar por objetivos y no por extensas franjas horarias, es un cambio cultural, que debe implementarse a nivel gobierno, de empresarios, de educación, no será fácil, pero ahora tenemos otras herramientas, como internet, que nos puede ayudar a generar la mejor revolución, no esperemos a que los otros hagan algo para que las cosas cambien, comencemos por nosotros!

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.